NUEVO CONTACTO PERSONAL

portavozdjmruiz_mateos@yahoo.es

viernes, 3 de agosto de 2012

CARTA ABIERTA A FRANCISCO FRUTOS (Ex Secretario General del PCE)


La demagogia de su vergonzante disertación me expone con claridad su criterio político basado en la falacia, el discurso farsante, el respaldo sectario del oportunismo y la vaciedad del concepto social arraigado en premisas recurrentes, obsoletas y de fácil perorata. Su evidente diversificación profesional, antes de la Política, indica que usted ha sido un vago de marras tirando con postas, a ver si acertaba, que apuntando una bala de cualificación profesional. Se entienden, pues, sus posteriores derroteros en la Política; allá donde muchos miserables deciden hacer futuro esquilmando al colectivo ciudadano. No hay más que ver el país que han dejado desintegrado. Usted no es nadie para hablar de D. José María Ruiz-Mateos.

Es sencillo entender desde su discurso hipócrita, el destino impuesto de un país que gentes, de mentiras enteras y verdades a medias, han dirigido impunemente bajo la consigna de la transformación social que con tanta evidencia de ruina generalizada se ha conseguido. Enhorabuena, usted tiene también su mérito.

Comprendo que la mediocridad personal necesite del proselitismo para alcanzar cotas personales. La ambición de lo vulgar es tan desmedida que incluso impide a los demagogos un mínimo  atisbo de autocrítica. Usted es dios en su paradójico ateismo. Es una manera de conducirse muy previsible; seguramente por ello usted se ha acomodado en el cuento político para no dar palo al agua. Ya sabe: El Olimpo de los inútiles. Es toda una actitud que le dignifica para criticar a los que crean empleo con esfuerzo empresarial . No lo dude, su papel está muy bien definido: crítico de lo válido por ser inútil específicamente impedido para crear riqueza pragmática; de ahí la supina pobreza moral de su perorata sectaria.

Partiendo del hecho de que la inutilidad se defiende con el espejismo de la verborrea, hay que decir que es usted de mucha palabra y pocos hechos. Permítame explicarle en imágenes lo que significa para mí pragmatismo frente al espejismo burdo de sus logros profesionales que, de no ser políticos, serían poco ejemplares, Señor Frutos. Aún así tampoco le veo paradigmático de nada viendo el resultado de sus gestiones en una España rota.


Es lógico, considerando la lógica formal de su mediocridad práctica, que usted denomine el Holding Rumasa como un entramado de estructura piramidal siendo un emporio inconsistente que hubo que mal vender después de la delictiva expropiación para que no generara mayores problemas a la economía española del momento. Bravo, es usted un reflejo de sí mismo: lo digo por los complejos inconfesables. Se le ve el plumero. Usted hubiera añadido que era de estructura cuadrangular, triangular y romboidal si con esas veleidades hubiera justificado apropiarse de patrimonio ajeno que ni en decenas  de vidas iba a generar. De su simpleza personal y profesional se puede esperar poco, no obstante gente como usted es proclive a desarrollar un complejo de superioridad basado en los complejos inconfesables. De altruismo usted no sabe nada, siendo un ambicioso sin posibilidades de ingenio propio o perseverancia en el trabajo meritorio. Permítame decirle que vivir del cuento de la política no tiene que ver con la sólida virtud de generar riqueza para que, al final, mastuerzos se lleven el trabajo honrado que costó levantar una existencia de gran trabajo y sacrificio.¿Sabía usted que ese esperpéntico empresario donó millones de pesetas a los necesitados? ¿De dónde saca  lo de los pies de barro que no sea de la maceta de la ignorancia donde está usted plantado a conveniencia?

Eche un vistazo al libro Aniversario de RUMASA con esa vergonzante caradura que le caracteriza y guárdese el discurso manido de sus complejos inconfesables. Que le encumbre la soberbia creyéndose las capacidades de sus auténticas carencias no significa que le dignifique la simpleza de su conciencia perteneciente al zoológico de la envidia patria donde muchos lobos son tomados por corderos. Los afilados caninos de los demagogos nos fueron llevando a la ruina, gracias a inútiles de discurso barato que soltaban verborreas insoportables para tomar lo ajeno a punta de metralleta. Gracias a esos majaderos y a la permisividad de un país falsario constituido por prácticos parásitos de la política, ahora nos encontramos arruinados y con la doble condena de ver respetados a los causantes de las tragedias nacionales. La caradura ya es algo que puede irritar pero la caradura repetitiva  asquea y repugna hondamente  a pesar de que se supone que deberíamos de estar acostumbrados.

Lejos de dignidad en lo político creo que hay demasiada inmundicia teórica y acomplejada. Siéntase orgulloso de darle al palique sin dar palo al agua y réstese los méritos que cree adquirir en lo político siendo usted ese esperpento de lo sinvergüenza que se jacta de discurso inane, que lo es, aplastando el trabajo honrado de quien usted siquiera hubiera sido empleado por esa tendencia a la falacia, a la teorización simplista y a la estupidez retórica que no produce riqueza... visto lo visto todo lo contrario. Pero no se preocupe de las ruinas ajenas de lo honrado que en lo suyo la manduca, la sopaboba y la mamandurria están aseguradas. ¿Esperpento dice?

Respuesta del Sr. Frutos, ínclito político vividor del cuento de la justicia social:

http://franciscofrutos.blogspot.com.es/2012/11/explicacion-y-contacto-con-los-lectores.html

 EXPLICACIÓN Y CONTACTO CON LOS LECTORES. ALGUNAS CONVICCIONES DE HOY Y DE SIEMPRE.

A MODO DE EXPLICACIÓN Y ALGUNAS CONVICCIONES. En realidad no sé si me leen muchas personas. Y si convenzo a las que me siguen. Pero, no queda más remedio que hacer un poquito cada día. Si hacemos muchos poquitos al final se notará. Como dice una sabia pedagoga, querer un poquito puede ser mucho. No sé si todos los que leen mis artículos son comunistas. Yo me dirijo a éstos y a los que no lo son, pero que sienten este mundo y las miserias, escasas alegrías y justos anhelos de sus gentes y quieren cambiarlo de raíz o, al menos, reformarlo a fondo. No me dirijo a algún mercenario indeseable como el representante oficial del dos veces estafador, Ruíz Mateos, Ignacio Fernández Candela, aunque este deshecho moral me insulte desde la lejanía. ( A continuación la verborrea acostumbrada de estos inútiles del discurso anacrónico...Bla, bla, bla, bla..):
 Tampoco escribo para los ultranacionalistas, del gran o pequeño nacionalismo, da igual, capaces de echar a las tinieblas a los paganos que como yo no comulgan con sus banderas de juguete. Banderas siempre peligrosas cuando con sus palos empiezan a atizar al contrario. A los ultrarrevolucionarios honestos de revolución semanal los respeto, aunque suelen aburrirme. A los deshonestos los desprecio.
Me dirijo, como he señalado al principio, a mis camaradas comunistas y, sobre todo, a la gente que, inicialmente, puede ser sólo sensible a la injusticia y tener un sentido social y solidario. Con este importante sector de la sociedad intento hacer un esfuerzo para contribuir a aclarar, orientar y organizar la resistencia y la alternativa. Es poco, lo sé, pero si hubiera muchos pocos quizás haríamos cosas grandes en poco tiempo. 
Acabadas las explicaciones, ahí van algunas convicciones. Son las   propuestas de un comunista, nada originales pero necesarias de recordar . Son seis elementales puntos:
1.- Ser comunista, hoy como ayer y como mañana, es el principio de igualdad de a cada cual según sus necesidades, de cada cual según sus posibilidades. Una utopía a realizar, cuyo impulso fundamental es la ética, el conocimiento y la teoría, y la actuación política. Se descartan vicios y degradaciones como el consumismo, el afán de riqueza personal y la explotación de otros seres humanos.
2.- Consecuente con lo anterior, es imprescindible la planificación de las justas necesidades y las posibilidades materiales de cubrirlas, descartando la egoísta, destructiva y alienante acción consumista del capital.
3.- Luchar por la paz. La guerra es parte de la economía del capital y nunca debe formar parte de la concepción comunista, ni entrar en ella colateralmente, como defienden en la práctica muchos NI-NIS. Otra cosa es la defensa de la libertad, la dignidad y la vida, como hicieron los republicanos en 1936 ante el levantamiento fascista, o como se hace en partes del mundo donde impera el crimen y la miseria, impuestos por el capital global y las oligarquías locales.
4.- Igualdad absoluta de géneros, que significa, simplemente, emancipación total de la mujer sin posibilidad de marcha atrás. Se empieza por aquello de a trabajo igual, salario igual, y sigue todo lo demás hasta la plena igualdad.
5.- Internacionalismo. Frente a la globalización capitalista, el principio de solidaridad y lucha por la igualdad y justicia social, sin ningún tipo de discriminación.
6.- Estos cinco principios y medidas anteriores no deben verse como enunciados agitatorios y propagandísticos para preparar el momento en que una gloriosa explosión de socialismo derrotará y enterrará al capitalismo, sino como un programa básico para actuar hoy y aquí: en el trabajo diario; en la defensa de políticas productivas, técnicas y científicas alternativas a las del capital, a aplicar ante cada gran problema o debate; en la oposición a las guerras; en la defensa de la participación democrática y la elaboración colectiva en todos los asuntos generales que afectan a toda la sociedad, con especial relieve en los presupuestos, a todos los niveles, que son los que suministran los medios para poder realizar las políticas aprobadas; en la defensa sin concesiones de una enseñanza y una sanidad públicas, y su control social democrático; en la critica sistemática a la cultura imperante, principal elemento de la pasividad social.
En resumen, estas notas son unas explicaciones sin más pretensión que acercarme a las personas que me leen, con una reafirmación de viejas convicciones que hoy son más actuales que nunca.

14 N, HUELGA GENERAL Y OCUPACIÓN DE LAS CALLES.

OBAMA, SUELTA A LOS CINCO PATRIOTAS CUBANOS.
  
RESPUESTA AL IMPRODUCTIVO CHARLATÁN SR. FRUTOS.


A propósito de lo que usted habla de mí, comprendo que la venda del sectarismo no le deje ver más allá siquiera de su vanidosa nariz. No pienso discutirle, en tanto sigo trabajando al lado de un gran hacedor como D. José María Ruiz-Mateos para que se solventen los problemas ajenos de su responsabilidad. Mi empeño moral es que se pague a miles de personas y se reconozca la obra empresarial y financiera de un gran hombre al que la envidia y la incapacidad personal de sus enemigos y detractores han lastrado, tan injustamente, en un trabajo sacrificado de entrega por sus semejantes.

No le he insultado desde la lejanía, Sr. Frutos, he razonado a raíz de sus actitudes. Usted sí insultó de primeras.

De su irracional resentimiento,Sr. Frutos, crecido por los complejos personales que haya desarrollado durante su improductiva vida, tampoco voy a decir nada. Usted es de los expertos en colgar etiquetas a lo ajeno por no poner precio barato a su verborrea política.

Soy apolítico, sabedor del gran imperio de la mentira que conlleva tan hipnótica y siempre demagógica excusa de justicia social y demás zarandajas, siendo un discurso hipócrita demasiado manido que inexplicablemente aún encuentra orejas. Aquí cada perro busca su hueso y mejor si se agencia el de otro can. Así pues: " a otro perro con ese hueso".

Sí le aconsejaría que cuidara la gramática, cuando no la ortografía, a la hora de definirme como "deshecho moral"; http://www.fundeu.es/recomendacion/los-terminos-desecho-y-deshecho-tienen-distintos-significados-1117/

Me parece impropio de un tipo como usted del que se presume tan docto discurso, aunque me parezca más de lo mismo con el cuento de vivir de la excusa político-social que tantos gañanes han esgrimido en España.

Le deseo lo mejor y que sane de ese resentimiento radical tan perjudicial para la salud propia como la ajena... a los antecedentes históricos me remito.

Ignacio Fernández Candela

No hay comentarios: