NUEVO CONTACTO PERSONAL

portavozdjmruiz_mateos@yahoo.es

sábado, 16 de noviembre de 2013

Justicia y vergüenzas


Al justificar las decisiones de excarcelaciones de terroristas, Ruiz Gallardón, ministro de Justicia,  acepta la sentencia de Estrasburgo que condenó al gobierno socialista por no ofrecer ninguna garantía procesal a José María Ruiz-Mateos. Entonces los jueces, esos del "deber" y del "dolor", se pasaron por el forro de las togas el imperativo legal de Estrasburgo que hoy obligan a tragar como legítimamente jurídico. Repugnante.

Que Gallardón diga sobre los jueces, en el 2013, que cumplen con su "doloroso" deber de acatar una sentencia del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, es un insulto a la decencia jurídica, a la inteligencia elemental y a los ciudadanos que están hartos de sectarismo, engaño y desvergüenza judicial, después de comprobar, como José María Ruiz-Mateos, que en España no existe Justicia.

Si tienen  que acatar sentencias del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo estos "doloridos" jueces obligados a cumplir con su deber, que se subordinen también a los dictámenes de un Tribunal Europeo que condenó al gobierno socialista por la delictiva expropiación de Rumasa sentenciando que se repitiera un Juicio Justo.  Los jueces han acatado lo que les venía en gana, provocando un inmenso dolor ahora en los inocentes y desprotegidos, como prescindieron de subordinaciones europeas dejando en absoluta indefensión a un José María Ruiz-Mateos que fue exculpado de toda imputación en 1997, quedando sin argumentos los pretextos que dieron lugar al saqueo de Rumasa.

Que se dejen de monsergas de "dolor" y "deber". El plumero se ha visto y apesta... desde hace treinta años.

No hay comentarios: