NUEVO CONTACTO PERSONAL

portavozdjmruiz_mateos@yahoo.es

jueves, 1 de octubre de 2015

Antonio Biondini anda infartado: calma




Dejé de defenderme cuando tuvo un infarto. Lamenté la muerte de su madre en Italia. Tuve que soportar sus espasmódicos berrinches de carácter violento reivindicando el asesinato para solucionar los problemas y soporté la vil añagaza que me llevó ante un tribunal para defenderme de las venenosas disposiciones de este tramposo admirador de la mafia.

http://ocultabegonaybiondini.blogspot.com.es/2014/06/estoy-desolado-condenado-pagar-100.html 

Pero a estas alturas tener que aguantar la villanía de un amargado que sigue usando la misma violencia en la reivindicación es harto ridículo e indignante.

D. José María, amigo verdadero, el honrado desconocido más allá de la falacia y la confusión,  por el que merecía la pena batallar, tildó estas ofensivas contra mi persona de "cobardes canalladas". 

Antonio Biondini atacó con vileza a mis espaldas al verme obligado a evitar pública y privadamente que inhabilitaran por demente senil a D. José María-cuando se encontraba en posesión de sus facultades mentales-, con el fin de litigar por 250 millones de euros dejando sin pagar a los Inversores. 

Me da pena este ruiseñor italiano que deja caer sus gorgoritos enrabietados allá donde va. Sigo diciendo que las siembras pueden dar fruto y moralmente no tengo más remedio que atenerme a las circunstancias por muy duras que sean. La otra parte del Proyecto me lo ha dejado muy difícil todo, de manera inesperada e inopinada, dando la cara en solitario ante las demoras continuas, los problemas que se fueron solventando con hermética comunicación, sosteniendo la esperanza sin poder dar nociones de lo trabajado por las muy estrictas cláusulas de confidencialidad.

http://laverdadocultadenuevarumasa.blogspot.com.es/2015/02/mi-respuesta-al-banquero-del-proyecto.html 

Soy muy consciente, hastiadamente consciente,  de cada día luchado este tiempo mientras otros avariciosos se tocaban las bajas partes y se miraban el ombligo trampeando suciamente, mintiendo, manipulando y enalteciendo aún más mi labor sacrificada.

No me echo flores, solo he pretendido estar a la altura de las muy difíciles circunstancias con que la vida me retó cuando José María Ruiz-Mateos me pidió batallar por pagar a los Inversores y defender, de carambola que lo encontré, su causa histórica. En principio decliné su petición sintiéndome muy pequeño ante semejante reto pero insistió y puse toda mi mejor voluntad en ello bregando contra la hipocresía pública y privada que condiciona este país nuestro. Así he desempeñado con mayor o menor fortuna el papel de pionerismo que las vicisitudes extremas me asignaron. He estado en el fuego cruzado de los egoísmos de unos y otros. Que me dejen en paz ya.

Le deseo calma a Antonio Biondini y que me deje en paz después de haberle soportado muchos años. Descanse en Paz su madre y cálmense los ánimos de este exaltado que de no cuidarse irá con la "sua mamma" si sigue envenenándose a diario con su propio aliento.

Escribo en El Imparcial porque se lo pedí a D. Luis María Anson, después de departir agradablemente con él y D. José María durante un extenso tiempo constructivo e inspirador; pues así se hace todo correctamente en la vida cuando se comunican las personas para entenderse. Se llevó debajo del brazo un libro mío de 500 páginas con artículos periodísticos, así como otras novelas, ensayos y hasta poesía. Dejé a su criterio que me considerase lo suficientemente profesional como para poder incorporarme como columnista al periódico El Imparcial que él preside. De inmediato me contactaron para la incorporación después de la aprobación del egregio periodista y académico de la RAE. 

Privilegiado por su confianza, semana tras semana he escrito puntualmente mi columna basada en la honestidad de criterio y la motivación de aportar un poco de Justicia en un país desangelado de causas justas. Me consta que mis columnas son seguidas por un buen número de lectores que me felicitan por un buen hacer.

http://www.elimparcial.es/noticia/156325/Juntos-por-la-futura-hecatombe-catalana.html

 Mi satisfacción es moral frente a la poca honestidad con la que me he encontrado este tiempo soportando zancadillas sutiles, hipocresías, abusos a mis espaldas y poca honorabilidad de quienes contenden conmigo por hacer lo que me dicta una sana conciencia.

Además, no he cobrado un solo euro por ninguna de las casi cien columnas, luego no creo que el ánimo pecuniario que tanto desespera a Antonio Biondini sea el mío. Lo de la manipulación de informaciones me parece el argumento infantiloide de un ignorante con mala intención.

Dios le perdone la saña personal con la que se dirige , en realidad contra sí mismo, por la vida. Manipulador perverso es él, pero creo que la verdad, la que se revela pese a tanta insidia, al final dejará al farsante en su sitio. Espero que vivo porque a este paso tan descuidado voy a tener que lamentar otro infarto de este recalcitrante señor del embuste. Dios quiera que no y le calme el ánimo para no tener que terminar tomando sopitas, que el infarto cerebral es igual de peligroso que el de miocardio.

Por cierto que alguien tan poco dado a la nobleza y mucho al engaño como Biondini me llame rata es todo un honor. Es el precio que hay que pagar por la integridad, la preocupación por resolver un brutal drama que yo no provoqué y la lealtad al amigo que se fue pero por el que sigo velando la siembra de sus obras en los últimos años. Aún está todo por ver.
Señor ¡Qué cruz!

 http://ocultabegonaybiondini.blogspot.com.es/2014/03/begona-ruiz-mateos-y-biondini.html

http://ocultabegonaybiondini.blogspot.com.es/2014/04/biondini-o-la-malsana-intencion-del.html

1 comentario:

Francisco Pelufo Martínez dijo...

Señor Biondini, perdón por el tratamiento porque ya sé que no se lo merece e incluso le puede llegar a ofender. Mi amigo Ignacio tiene un gran defecto y es el mismo del que yo padezco, ser persona íntegra, honrado como el que más y decir siempre la verdad.
Ser hoy así es un grave problema para la sociedad que manipula y miente, basta leer cualquier artículo de Ignacio, sinceridad, honradez, buenas letras de un escritor profesional que se gana todo a pulso y honestamente, luchador nato siempre en apoyo de los indefensos, nunca manipula ni miente, los que somos de ese casta no valemos para ello. Sí somos un peligro para los que manipulan y mienten, lo está demostrando años en su lucha por los Inversores defendiendo el buen nombre de un amigo como José María. A diferencia de su hipocresía que arrasó y calumnió a su suegro cuando vivía.
Ese es nuestro gran defecto y peligro para las ratas de cloaca, somos fieles amigos de nuestros amigos y siempre defendiendo la honradez de personas como su buen amigo José María, a quien la villanía de una falsa democracias le arrebató todos sus bienes y no le han sido devueltos a pesar de la sentencia contra el estado, esa es la justicia que suelta a asesinos etarras y a parásitos de nuestra sociedad que sólo saben lucrarse de los bienes de otros. Por mucho que quiera nunca le llegará a la suela de sus zapatos, para ser honesto hay que nacer así, eso no se enseña en las Universidades.