NUEVO CONTACTO PERSONAL

portavozdjmruiz_mateos@yahoo.es

lunes, 14 de septiembre de 2015

No hay nada perdido para los Inversores



La vida es constante sacrificio para quienes van a contracorriente de un mundo sucio donde se juega tramposamente con el engaño desde las esferas sociales, políticas, económicas y hasta cotidianas. La mía lo ha sido, una lucha contra la adversidad como reto de superación personal y también contra las injusticias flagrantes de este país incluso antes de conocer a José María Ruiz-Mateos, el experimentado batallador contra tantas injusticias extremas,  y embarcarme a petición de él, desde Abril del 2012,  en esta "historia imposible". 

Dirigirse a los necios es una absurda intención porque la necedad deniega coherencia y fractura la actitud abierta de la comprensión. Mis palabras no se comunican sino a los que desean entender y les importa hacerlo buscando una salida a este laberinto brutal con drama de tantos Inversores incluido, arrastrados tantos por este torbellino de intereses confrontados.

Me gustaría encontrar la forma ideal de transmitir la complejidad de esta trama que me permite decir, con los pies en el suelo, que no hay nada perdido en el compromiso de pago del empresario según lo que sabemos, deducimos y batallamos por mucho que la apariencia engañe.

El modo más claro de dar a entender situaciones difíciles son las comparaciones, metáforas o parábolas. Así he procurado este tiempo simplificar la dificultad que entraña explicarse frente a tanta problemática y callejón sin salida, pues las circunstancias de José María Ruiz-Mateos ya eran tremendas toda su vida con el agravante de lo sucedido en los últimos años.

¿POR QUÉ AFIRMO QUE NO ESTÁ PERDIDA LA CULMINACIÓN DEL PAGO A LOS INVERSORES COMO CUMPLIMIENTO SOLEMNE DEL COMPROMISO DEL EMPRESARIO?

El dueño de unas tierras puede disponerlo todo para que se trabaje una siembra con el fin de obtener un beneficio con fines humanitarios y como compromiso personal. Si el dueño fallece no significa que la siembra se vaya con él. La cosecha es posible aunque marche quien facilitó concienzudamente todos los permisos para recolectar.

El Proyecto seria y duramente trabajado estos años y cuyas demoras han sido principalmente provocadas por las múltiples codicias acaecidas durante el desarrollo del mismo por gente sin escrúpulos, en España y fuera de España,  que pretendió aprovechar una situación extrema de D. José María batallando por pagar a los Inversores, es la siembra que perdura y que es susceptible de cosecha pese a los impedimentos, obstaculizaciones, intentos de dinamitarlo o los retrasos insufribles que han hecho pensar en la imposibilidad de llevarlo a cabo. Incluso la siembra permanece a la espera de una recogida después de la muerte del Sr. Ruiz-Mateos.

A pesar de la dificultad por darlo a entender con un escenario tan hostil a la esperanza, con el conocimiento de causa que me otorga continuar pendiente de acontecimientos-junto a otros Amigos e Inversores que me ayudan desde hace mucho tiempo estando al corriente de todo-,sigo afirmando que el compromiso solemne del empresario puede ser la cosecha cumplida en trance póstumo como era la voluntad firme de José María Ruiz-Mateos. 

Existen muchos esfuerzos tendentes a conseguir que los Inversores cobren, también jurídicos. Este que muestro es uno de los emprendidos que no estorba otras respuestas, entidades corporativas o identidades personales, salvo a cuantos estén interesados en que nada cambie, es decir, gentuzas.

Que a nadie enoje cuanto digo pues no se juegan nada-salvo la avaricia de los egoísmos- porque se trabaje para sacar a muchas personas de una gran trampa. Este arduo trabajo no impide  que otros busquen salidas donde quieran hallarlas. Hay que ser imbécil para seguir arremetiendo contra quienes han luchado para dar la cara por cuantos han sido abandonados a su suerte, siendo otros responsables; desaparecidos desde el principio sin dar explicaciones o acometer soluciones.

A estas alturas de la batalla no tengo inconveniente porque me tomen por idiota, loco o gilipollas. Asumo que en la viña del Señor ha de haber de todo y acepto la muy retorcida dificultad del empeño. Pero me asquea la inquina de tanta gentuza que aprovecha el fallecimiento del Sr. Ruiz-Mateos  para arremeter contra un hombre luchador en un país de engaños históricos, repetidos e impunes. Caldo de cultivo perfecto para ignorantes, envidiosos, cobardes y pagados.

Todo ello está al margen de la sapiencia o la ignorancia de la familia, así como de la sapiencia o la ignorancia de los abogados. En realidad nunca estuvieron durante esta labor de años, luego es lógico que desconozcan el desarrollo. Actúo en conciencia y con claridad de pensamiento a tenor de lo vivido estos años al lado del empresario con la convicción de que cuando en la vida existe un propósito inteligente, noble, entregado, sacrificado y de preocupación por los semejantes, siempre hay una meta que alcanzar aunque todo el mundo la dé por perdida. La siembra está realizada así pudieran agostarse otras durante el proceso con la obligación de volver a sembrar y llegar a este punto. La tierra está preparada y con las condiciones favorables que antes no se pudieron dar.

Siempre con la ayuda de Dios y sin saber a dónde conducen estos sinuosos y torturantes derroteros, no hay más remedio que recorrerlos si hay que llegar a un horizonte y este, con otros condicionantes,  es cada vez más próximo.

 

No hay comentarios: