NUEVO CONTACTO PERSONAL

portavozdjmruiz_mateos@yahoo.es

martes, 25 de agosto de 2015

Preguntas de una Inversora y respuesta

  
 
 
           Preguntas
 
Inversora  dijo...
Al principio os veía muy optimistas a todos los que trabajábais en el proyecto de devolvernos a corto plazo el dinero que se nos sustrajo. Veo que sigues insistiendo en que ese día llegará, pero ya no hay fechas, ni siquiera un próximamente. Lo que iba a ser casi inmediato lleva ya años sin consecución. Mientras tanto la situación de la mayoría de nosotros, los inversores, desesperada. Ya no hay contacto, no se nos ofrece ninguna información, ninguna esperanza real... sigo aún esperando que alguien nos quiera ayudar, que de verdad se preocupe por nuestro drama humano, lejos de codicias y falacias ineficaces ¿Existe ese alguien? Agradecería que me contestases.

20 de agosto de 2015

----------------------------------------------------------------------------------------------------
Respuestas

Hola, ya que te diriges a mí por aquí te respondo públicamente.

Las dificultades han sido inacabables y he procurado explicarlas en este blog. Cuando me entregué al proyecto de la solución de los Inversores lo hice enfrentándome contra muchas barreras que se fueron acrecentando cuanto más defendí el camino que se vislumbraba para pagar. Cuanto estuvo en mi mano como pieza del engranaje en España lo luché muy sacrificadamente a contracorriente de las codicias y vilezas con que me fui topando de unos y otros en un inaudito desfile de payasos tan influyentes como retorcidos. Mi único empeño fue batallar pública y privadamente para cumplir mi cometido con la dirección de la corporación multinacional y sin cobro de ningún tipo pues mi interés real y comprendiendo las circunstancias estribó en acometer la problemática, tratando con humanidad a los Inversores faltos de comunicación y esperanzas prácticas desde mucho tiempo antes de que yo llegara; con un suplicante Ruiz-Mateos que me pidió que me quedara cuando viendo que él mismo me lo ponía muy difícil procuré que le acuciara la conciencia en la resolución de la pesadilla de los pagarés. Solo me ha devengado problemas y traiciones aceptar la propuesta de ayuda al empresario pero la causa lo merecía. Ahora callo pero lo que me guardo clama al cielo después de tanto sacrificio de puertas adentro en Alondra y bregar con tanto malnacido.


http://laverdadocultadenuevarumasa.blogspot.com.es/2015/02/mi-respuesta-al-banquero-del-proyecto.html

He explicado hasta la saciedad los muchos problemas que han dilatado el proceso, incluida la aparición de un desaprensivo con un amplio historial delictivo y condenas carcelarias que fue seguido por inversores por no se sabe qué afinidades morales que son de mi completo desconocimiento.

Las férreas cláusulas de confidencialidad tras las que se escudan los que han creado un compás de espera infernal, junto a las artimañas rastreras de un parásito que ha pretendido dinamitar los trabajos cuando no hacerlos suyos para sacar tajada-que para eso vino el facineroso a Alondra sembrando discordia, buscando apoltronarse con menores y mayores estafas- han obligado a la discreción para proteger lo que hasta el momento ha supuesto un largo camino de salvación de obstáculos después de que en principio las codicias de Trevijano-no callaré para encubrir fingidos honorables de todo pelaje- y García Montes por desidia, dilataran un proceso en el que convenía agilidad y confianza para llevar a cabo los trabajos iniciados en el 2012. Una marcha controlada se convirtió en una travesía por el desierto.

Apremiado por la urgencia desde Alemania y por la delegada de la corporación,  trabajé muy sacrificadamente para que se tramitara ese proceso y batallé contra toda clase de gentuzas de alto standing que pretendieron boicotear estas labores de solución.

Si hubiera sido como cualquiera de esos malhechores sin conciencia, siguiendo la estricta y legítima ley de la oferta y la demanda, habría pedido 6.000 euros por cada gestión o firma y estaría ahora pertrechado, después de frenética actividad sin descanso durante dos años y medio, con más de 300.000 euros, por supuesto declarados. Pero mi entrega fue total y altruista. Eso sí, si se consiguiera el fin de la pesadilla no hay malnacido que me fuera a echar en cara una recompensa acorde a este batallar sacrificado para acabar con este drama social. Poco me importa eso que sí la tortura psicológica sin parangón en que se ha convertido esta trama. Me he enfrentado a querellas de mafiosos, avariciosos y hasta de la multinacional que me ha amenazado cuando he apremiado para que cumplieran los plazos.

Actualmente, junto a amigos Inversores que como Julio me han acompañado-Julio Montealegre al que echo en falta su aliento constante, así como su apoyo y amistad tratando con toda clase de cretinos en su ausencia- seguimos batallando a diario en este suspense, procurando información que me permite decir que se ha trabajado sin descanso, pese a las dificultades y a volver a empezar para alcanzar la meta. Dificultades salvadas con una lógica lineal que no se explica públicamente para proteger lo que importa: que esto salga.

Puede que me lanzara sin saber a qué me enfrentaba hacia el océano, pero dispuesto a nadar para salvar una vida y no quedarme en la orilla sin intentar auxiliar como había hecho el resto. El impulso honrado y honesto es lo que me llevó a asumir los riesgos, pero que se lleve a cabo el salvamento no depende de mí. Agarré al náufrago procurando que no se ahogara y, hecho mi trabajo que tanto me ha costado a costa de mi salud, jodér, de traiciones y putadas innúmeras de auténticos hijos de Satanás, estoy a la puta espera del barco que zarpó del puerto para recogernos. Estoy hasta los cojones de soportar solo a la víctima esforzándome para que no se ahogue o nos ahoguemos los dos. Dicen que el barco prometido recogerá al exhausto náufrago y lo dejará a salvo.

Llevo casi 4 años esperando que cumplan esa promesa corporativa y la mejor garantía es que estos presuntos salvadores han invertido más de 300.000 euros para conseguirlo y no van a dejar que se pierda.

Las últimas noticias de esa línea coherente de información que seguimos, es que no estamos como al principio vencidas las dificultades y dicen de llegar pronto. Personalmente me parece todo esto una mierda en el modo de hacerlo-aunque los mismos alemanes no son culpables de ello porque ellos siempre dejaron claro que no querían saber nada de la Nueva Rumasa; mi condición para conseguir todo lo que me encomendaron fue sin embargo que se mirara por la solución de los Inversores cumpliendo el compromiso del empresario-,  y queda por demostrar todo por parte de ellos, después de facilitarles un trabajo que se paga por millonada y que no he querido aprovechar con esta coyuntura de perjuicio para miles de personas, pero según lo que sabemos no se ha cejado en el empeño por conseguirlo. Así están las cosas y no puedo hacer más pero no voy a dinamitarlo todo en este hartazgo habiendo esperanza de que salte la sorpresa subtrerráneamente trabajada durante estos años.

Lo que faltaba es el desagradecimiento después de haber sido el único que se lanzó al mar para rescatar sin flotador a un náufrago que además, hay que ser imbécil en algún caso, patalea y se resiste a mantenerse a flote. El colmo del  desagradecimiento. Afortunadamente, aunque solo sea por unos pocos que merezcan la pena, creo que el esfuerzo merece tantas penas por solo la posibilidad de que el rescate se efectúe para gente que sí merece que se le restituya su patrimonio. Sigo pensando con los pies en el suelo, y a tenor de lo que va sucediendo, que el éxito de esta titánica empresa puede todavía ocurrir.


http://laverdadocultadenuevarumasa.blogspot.com.es/2015/03/desagradecidos-del-infierno.html 

En la vida nada hay asegurado pero se lucha por ello y eso es lo que he hecho más allá de la extenuación o mi obligación moral que pertenece a otros, paradójicamente los culpables de tantas desdichas personales como familiares  y ausentes durante todo este tiempo.

Todo sea que yo no me revuelva...

25 de agosto de 2015

No hay comentarios: