NUEVO CONTACTO PERSONAL

portavozdjmruiz_mateos@yahoo.es

martes, 10 de febrero de 2015

Crónica de una estafa: La Fundación



Se coló hace más de un año un estafador, un exconvicto, un delincuente profesional. Desde entonces el frente en defensa de los Inversores se amplió, obligado por la aparición de este aprovechado que sabía muy bien a qué venía.

Al día de hoy he dejado claro que, con la guardia baja por el cansancio, antes de la Navidad de 2013 apareció un individuo en cuya carta de presentación decía ser profesional dispuesto a aportar sus conocimientos para atajar el problema de los Inversores, resultando finalmente ser un estafador profesional con condenas carcelarias repetidas de seis años y un día por estafa continuada y falsedad documental. Lo descubrí en el BOE después de que numerosos Inversores me advirtieran de que el tal J.U.V. practicaba juego sucio a mis espaldas.

Afortunadamente, fue la única excrecencia delicuescente que osó asomar por Alondra para llevar a cabo un plan de estafa en la línea continuada de actitud delictiva con la que acostumbraba a obrar. El estafador resultó ser un charlatán de feria atrevido, capaz de intentar una proyección de baja estofa para meterse en algo de altos vuelos.

Aprovechando el trabajo de los demás, el parásito ha tomado posiciones ventajistas para llevarse el mérito y el pecunio derivados del proyecto jurídico que Antonio de la Riva, abogado de Córdoba, lleva desarrollando durante años y que desemboca en un recurso al Tribunal Constitucional que podría generar la devolución del patrimonio expropiado ilícitamente en 1983 para así responder por los Inversores.

La cronología de una estafa por parte de J.U.V que al día de hoy propone una Fundación presidida por él, exconvicto y rastrero estafador de sucias componendas es la siguiente.

1- El estafador se presentó ocultando su largo historial delictivo con el fin de apartar del lado de Ruiz-Mateos a las íntegras personas que habíamos trabajado de manera altruista con él, acerca de un serio Proyecto de gran envergadura para conseguir pagar a los Inversores.

2-Una vez introducido, el delincuente se apropió de teléfonos y documentos para manipular a cuantos estaban en contacto con D. José María, abogados, Inversores, antiguos trabajadores, exdirectivos etc, para pergeñar un plan de manipulación dirigido a apoltronarse al lado del empresario.

3- Intentó dinamitar todo el trabajo realizado hasta entonces, aislando al empresario de informaciones que pudiera recibir, mintiendo a los Inversores sobre el fracaso del Proyecto e incluso  sobre la inexistencia del mismo.

4- Trabó contacto con cuantas personas fueran afines a la familia, buscando un hueco donde apostarse como una garrapata para sacar rédito de cuanta gestión se realizara.

Intentó que el empresario le firmara unos poderes reflejados en 5 folios que eran una auténtica patente de corso para escudriñar las entrañas de todo lo relacionado con Ruiz-Mateos pretendiendo siempre, como objetivo permanente, que cualquier estafa perpetrada quedara protegida y refrendada con la firma de D. José María ante notario. Sabe bien que todas sus acciones delictivas se enmascaran de legalidad con rúbricas notariales, hasta convertir una Notaría en cómplice necesario  e involuntario de sus muchas fechorías.

5-Se le descubrieron los antecedentes penales, los años de cárcel, los embargos, los conflictos sociales propios de un delincuente común de baja calaña y afianzó su posición engatusando a unos y a otros con la verborrea de engañador que caló en la familia Ruiz-Mateos.

6- Se inventó diversas soluciones que solo pretendían apoltronarse en el espacio de parasitación que buscaba. 

6.1- Presentó un acta que pretendía ser prueba irrefutable de la expropiación ilegal de Rumasa a través de un burdo copia y pega de Internet.
6.2- Argumentó inexistentes tratos con el Banco Popular, engaño que descubrí cuando leí uno a uno los correos que tenía en la mano cuando decía que ya tenía asegurado el pacto con el Director de Presidencia al que ya conocía yo.
6.3. Comunicó falsamente que el Opus Dei estaba dispuesto a pedir un crédito de 800 millones para pagar con 600 millones a los Inversores. 

Absurdas artimañas de estafador que en tanto se embolsó 6.000 euros de manera engañosa que nunca devolvió. También consta que ha enviado a Inversores un correo pidiendo 7.500 euros para una Fundación que canalizaría los pagos a todos los Inversores;  pasados meses, aquel que puso dinero en una cuenta "Asociación DYA", no ha recibido al día de hoy ni un euro de los que decía reintegrar inmediatamente.

El estafador, exconvicto y delincuente de acostumbrados actos rastreros, ha engatusado a una familia que parece prescindir de toda moralidad, incluyendo a una Teresa Rivero muy alejada de la elemental honestidad que jamás ha mostrado ante los Inversores siendo testigo yo de una déspota indiferencia por el sufrimiento ajeno que es de todos conocida.

7- Finalmente el exconvicto ideó la conformación de una Fundación para tomar posiciones en caso de que llegara algún tipo de solución jurídica acerca del recurso ante el Constitucional del abogado de Córdoba, Antonio de la Riva.

Durante mucho tiempo pretendió firmas como la cesión de sentencias de justiprecio positivo y las que le permitieran la protocolorización para crear la Fundación.El oportunista aprovechó todo trabajo ajeno para hacerlo suyo a la espera de los resultados, ocupando una primera línea como si fuera el impulsor y gestor de las respuestas. Pura bazofia parasitaria.

Actualmente dice que la Fundación está creada con el beneplácito de José María Ruiz-Mateos y que se esperan soluciones del 50% de los pagos a los Inversores a finales de Marzo.

En dicha Fundación, amaño como tantos otros anteriores pero ardid perfecto para colocarse y chupar de lo que venga, no en vano actúa como la garrapata que sus actitudes permanentes identifican, J.U.V aparece como presidente; Alfonso Ruiz-Mateos, hermano de D. José María como vicepresidente y Francisco Caruda, hombre de mantenimiento de Alondra, 2, como secretario. Todo ello según el exconvicto.

Por su parte, Alfonso Ruiz-Mateos  y Jiménez de Tejada me insistió en no estar implicado acerca de ninguna firma, ni cargo en ninguna fundación. Además, le creo prudente como para no mezclar su honrosa identidad con la de un estafador que acumula como currículum personal penas carcelarias.

La pregunta básica, después de explicar de manera somera las intenciones de este estafador que apareció para parasitar beneficiándose del drama de los Inversores, la de obligada formulación es:

¿Cómo va a canalizarse ninguna solución de los Inversores mediante una Fundación que preside un exconvicto con penas carcelarias por estafa continuada y falsedad documental y que ha demostrado manejarse rastreramente desde que apareció para engañar a José María Ruiz-Mateos y a los propios Inversores?

Son muchos meses los que no veo a Ruiz-Mateos con el encargo de que siga velando por lo trabajado anteriormente, en tanto el parásito oportunista llegó para quedarse. Cualquier día le cedo mi labor públicamente y allá se las entienda el delincuente con la Prensa y los Inversores. Los periodistas le sacarían los trapos sucios sin necesidad de investigar un ápice.

Los aprovechados, los oportunistas que llegan para hundir el sacrificio de los demás, son una repugnante probabilidad en la vida de cualquiera y que José María Ruiz-Mateos permitió con erráticas decisiones.

A pesar de tanta basura soportada desde que el empresario me pidió luchar a su lado, a conveniencia de él,  sigo pendiente de todo lo trabajado antes de la aparición del delincuente para salvar a los Inversores de esta situación inenarrable. 

Estoy más que harto de todos estos conflictos derivados de codicias ajenas. Si no fuera por unos pocos Inversores, amigos que me han apoyado frente a todos los males que he combatido y esfuerzos como sacrificios pasados, tiraría la toalla convirtiéndome en un tsunami que no dejaría títere con cabeza. Gentuzas , tantas, con las que he tratado este tiempo y que dan ganas de mandar al basurero de las verdades repulsivas que esconden. 

Por la buena gente que lo pasa muy mal, sigo adelante soportando la presión de las demoras pero convencido de que en la vida no se lucha tanto para que caiga todo en un saco roto. La siembra está hecha esperándose la cosecha.

No hay comentarios: