NUEVO CONTACTO PERSONAL

portavozdjmruiz_mateos@yahoo.es

martes, 15 de julio de 2014

El precio por conducirse con la recta conciencia





Durante estos dos años largos al lado de D. José María he pasado por muchas dificultades y tensiones derivadas de mi labor por salvaguardar los intereses de los Inversores y defender al Sr. Ruiz-Mateos de injustificados ataques sobre su persona y denunciar la injusticia histórica perpetrada contra su patrimonio valorado en 18.000 millones de euros. 


Mis funciones han sido muchas, acogotantes, a veces insufribles pero Dios da fuerzas cuando uno cree perderlas por el camino. La siembra está hecha y por lo que vislumbro-aunque se guarde con celo toda información- ésta habrá de tener su cosecha. Se ha hecho todo cuanto debía hacerse y espero que haya justa compensación a tanto sufrimiento de miles de personas.

No soy una mosquita muerta, en realidad nunca lo fui. Si se me busca, se me encuentra; pero quien me conoce de verdad sabe que no estoy exento de nobles pareceres. 

No puede uno caminar pusilánime y esperando la comprensión en un mundo pleno de injusticia. Mi conciencia es de integridad y a veces seguirla incomoda los pasos que se dan como incomoda la vida entera; sí, pero desconozco ser de otro modo. Me he ganado enemigos por el camino aunque he procurado rehuir la confrontación. Esto nunca fue un paseo por el campo.

Así pues doy por bien empleado tanto sacrificio, penalizaciones y luchas diarias después de:


1-Confrontar con todo tipo de canallas de alto standing que han menospreciado mi voluntad en la lucha por esta causa tan justa al lado de D. José María.


2- Buscar profesionales para planificar desarrollos financieros, gestionar, facilitar, tramitar y convencer en negociaciones del más alto nivel, nacional e internacional, tratando con banqueros, economistas, juristas, abogados y profesionales de toda índole mediando en conflictos y moderando desacuerdos para evitar rupturas en reuniones con expectativas de solventar las problemáticas actuales.


3-Tratar directamente-en persona, por correo y telefónicamente- y concertar ronda de reuniones en Alondra junto a  D. José María con multitud de Inversores por los que hemos luchado estos dos años incluso reuniéndome con una cincuentena de ellos, en el restaurante Micacho, con el fin de explicar la viabilidad de respuestas que desde entonces se han trabajado denodadamente para conseguir el durísimo Milagro de acabar con el infierno de miles de personas.


4-Defender pública y en labor multitudinaria de ámbito nacional a D. José María Ruiz-Mateos, tanto en las circunstancias actuales como en las ya históricas injusticias perpetradas  durante treinta años desde la delictiva expropiación de Rumasa.


5-Evitar-aún a costa de amenazas, ruines estrategias de humillación pública, abusos de esas avaricias que me han considerado un problema al buscar soluciones generales para limpiar el buen nombre de D. José María y no dejar en la estacada a miles de Inversores- que pretendieran dar por demente al empresario con el fin de tener vía libre para litigar por cientos de millones de euros.


6-Afrontar múltiples amenazas jurídicas como la que conllevó el intento de Acto de Conciliación con Ángel de Cabo en que me pedía su procurador 100.000 euros.


7-Enfrentarme a más amenazas de querella, fuera de España,  con cuantía multimillonaria de un bufete de abogados de una gran multinacional, por presionar con firmeza para que se dieran cumplimiento a plazos establecidos por contrato en la dirección de solventar el drama de los Inversores.Un brutal equilibrio siendo el único que ha dado la cara pública por un equipo de trabajo internacional del que he manifestado los plazos y he afrontado como he podido las demoras sin tampoco poder explicarme debido a las múltiples claúsulas de confidencialidad en los Proyectos y la protección de los intereses de los Inversores.


8- Dar la cara pública y de manera individual en representación de multitud de profesionales que reuní para llevar a cabo una planificación con el objetivo de conseguir que D. José María cumpla su solemne promesa de pagar.


9-Estar amenazado de muerte por parte de personas que creen las mentiras de Antonio Biondini, quien me puso en el ojo del huracán con zafias y rastreras falsedades para presionarme públicamente y atacara a los hermanos de Begoña, cuando yo luchaba por encontrar respuestas más allá de las codicias personales de tantos.


10- Escribir más de doscientos artículos, más otros cientos  en otros sitios con referencia a esta dura labor de defensa de D. José María, manteniendo informados a los Inversores y calmando las angustias a diario con la convicción del sólido trabajo realizado para ayudar a miles de personas.


11-Asistir a reuniones de más alto nivel financiero con Directores de Presidencia de bancos de primera línea  y presionar hasta el agobio, pensando en el bien de miles de personas, hasta el punto de que se me denegara la vuelta a esas reuniones donde afloraba la hipocresía de quienes se enriquecieron con Rumasa y pretendían hacer negocio con el drama de los Pagarés.


12- Enfadarme en Justicia con personajes públicos que han protagonizado lo sucedido estos dos años en la sombra,  echando en cara la desidia o el abandono de abogados si no cobraban o la codicia de quienes usaron su influencia para intentar embolsarse cantidades multimillonarias destinadas a que pueda pagar el Sr. Ruiz-Mateos a los Inversores


13-Soportar las humillaciones, el ninguneo, las risas, las indiferencias trabajando de sol a sol y negándoseme, por parte de Teresa Rivero, un mísero y misericordioso café en dos años de trabajo sin cobrar en dos años.


14- Impedir, aun a riesgo de de mi salud en más de una ocasión con severo declive por la brutal  tensión en esta labor que me pidió D. José María para batallar a su lado, que reventara la desesperación de muchas personas con las que he tratado de diario e incluso he ejercido de psicólogo con otras en insoportable depresión.


15- Haber dado mi dinero, estando yo sin cobrar, a Inversores para que pudieran subsistir en condiciones extremas.


16- En definitiva, ser artífice, impulsor, mediador, gestor, negociador de planificaciones de gran envergadura para que llegue el día en que todo el mundo se llame a sorpresa anunciando el final de este averno en el que me he sumergido durante más de dos años junto a D. José María, cuando todos los males estaban hechos;  defensor de los Inversores, defensor a ultranza de un desconocido José María Ruiz-Mateos; ser el tímido pero decidido portavoz que ha dado la cara ante los medios de comunicación, ante millones de personas haciendo de tripas corazón e impulsado por mi recta conciencia y las fuerzas que Dios me ha otorgado cuando pensaba no poder más.

 En tanto otros bebían sus whiskys, conspiraban en las sombras desde sus mansiones ganadas a pulso por sus papás, se tocaban los cojones y ganaban sus pelillas declarando sus indignaciones en televisión. Aprovechados.


17- Haberme enfrentado, con enérgica severidad,  a estafadores aparecidos en última instancia que han pretendido canallescamente aprovecharse de la situación para lucrarse con engaños. En realidad estafadores con antecedentes penales que averigüé cuando vi cómo se conducían algunos con usos de pura estafa.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy seguro de que algun dia lo lograreis y dejaras en evidencia a todos estos sucios HDLGP que te intentan joder por pasar de sus mierdas de codicias

Anónimo dijo...

Leyendo el articulo no me queda mas que decir que usted, Sr.Candela, es una joya y que tiene el don de la ubicuidad cosa rara teniendo en cuenta las circunstancias y realidades en las que se desenvuelve su actividad. Solo le puedo decir que suerte pero debido al paso del tiempo desde que comenzo este calvario y tomadura de pelo, valga la expresion como eufemismo de robo y estafa continuados, permitame tener esa pizca de desconfianza generada por tantos cantos de sirenad que no han llevado a ningun sitio. Ya lo decian los clasicos: "los sirvenguenzas solo te dicen lo que quieres escuchar" y ya va cansando el cuento.