NUEVO CONTACTO PERSONAL

portavozdjmruiz_mateos@yahoo.es

jueves, 20 de marzo de 2014

19-Marzo-2014. Mensaje de José María Ruiz-Mateos a los Inversores




Desde mi infancia, profeso una devoción especial y entrañable por el fundador del Opus Dei, San José María Escrivá de Balaguer, con mi más absoluta admiración.

Todos los días pido de su bondad ayuda para satisfacer el compromiso adquirido. Hemos trabajado duramente para cumplirlo.

Quede claro de una vez para siempre que nuestra intención es atender como corresponde nuestras obligaciones con los Inversores.

Soy consciente de mi estado de salud y avanzada edad, pero aún tengo la voluntad y capacidad, día y noche, de trabajar con dedicación plena para conseguir  lo que se ha convertido en el único objetivo de mi vida: Pagar.

José María Ruiz-Mateos y Jiménez de Tejada

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Sr. Don Jose Mº, me gustaria saber que ocurrira si usted debido a su avanzada edad no llega a acabar su trabajo de devolver el dinero a los inversores? ¿se quedará todo en nada? o por el contrario el trabajo que ha estado haciendo usted y sus colaboradores seguira hasta culminar su promesa?

JOSE A. dijo...

Estimado D. José Mª, nadie duda de su honestidad y del trabajo que ha desarrollado durante todo este tiempo, para solventar el problema de los Inversores.- Todos nosotros también pedimos a Dios, le dé salud y firmeza para conseguir su fin.- Seguiremos esperando con Fé.- Un cordial saludo.-

Anónimo dijo...

Estimado D. José María, estoy convencido de que entenderá que después de tres años del día en que perdimos la disponibilidad de nuestros ahorros, la desesperación más absoluta se ha apoderado de nosotros.
Entenderá esa desesperación al decirle que hemos tenido que vender nuestras casas por la que habíamos luchado toda una vida, hemos tenido que quietarles a nuestros hijos su futuro, al tener que traerlos de la universidad por no poder atender a los pagos, y un largo etcétera de sacrificios que serán aún peores si usted no nos devuelve NUESTRO dinero, dinero que como he repetido en varias ocasiones le confiamos a usted y no a los inútiles y ladrones de sus hijos, artífices de toda este desastre por lo que puedo entender.
Dicho esto entenderá que llevamos 3 años oyéndole decir que va a pagar, pero no nos dice si usted puede o no puede pagar. Dice que tiene INTENCIÓN de pagar, y no lo dudo,pero la pregunta es clara y la respuesta aún más, PUEDE USTED PAGAR??? Y esa es una respuesta que a sus años y con su experiencia tiene que tener nítidamente clara, y creo que una vez formulada la pregunta, es de justicia que acabe con este sufrimiento y nos diga de una vez si será posible esa devolución o no.
No podemos más D. José María, aquí en Jerez la situación es dramática por esta cuestión, todos confiamos en usted y su honradez y ahora estamos en el abandono más absoluto por parte de su familia, y con el único apoyo de D. Ignacio, fiel compañero en este tremendo momento de nuestras vidas.
Por favor y ante dios le pido que nos diga si esto es posible o no, y si usted cree que no lo es, y no puede disponer del dinero que sus hijos nos han robado, y del que otros como el mafioso de su yerno continúan pretendiendo robar, nos lo diga de una vez.
Y si por el contrario, y dios mediante cree que es posible, por favor salga usted y sin dar detalles si no quiere, díganos al menos en que se esta trabajando y cuando cree usted que se podrá terminar esta pesadilla.
Por favor se lo pido D. José María, haga usted honor a su hombría y a su honradez y díganos de una vez por todas QUE ES LO QUE REALMENTE ESTA OCURRIENDO AQUÍ, porque créame que ya no podemos más con esta situación.

Un abrazo

J.m

Ignacio Fernández Candela dijo...

Anónimo 1.

Contemple Usted la obra empresarial y financiera de D. José María y deduzca que para crear y mantener un emporio así, sólo cuando dependía todo de su genial gestión, la previsión es esencial para llevar a cabo todo programa en el que existe un compromiso solemne de pago como el actual.

El Sr. Ruiz-Mateos no basa las promesas en teorías volátiles, se lo aseguro.

Ignacio Fernández Candela dijo...

En nombre de D. José María: Muchas Gracias, José Antonio, por la confianza. Sólo alguien como D. José María es capaz de cumplir un compromiso tan arduo; proporcional a su gigantesca labor de creación de riqueza y empleo. No es una identidad cualquiera sino un gran personaje de las finanzas y la empresa sin parangón en España. De ahí todo el parasitismo que le dañó robándole su obra. Pero su trabajo continúa en esta difícil etapa...

Ignacio Fernández Candela dijo...

JM: Cada día es una lucha, consciente D. José María del drama y el apremio por erradicarlo.

Sí es posible pagar, de no ser así jamás se habrían dado falsas esperanzas. Por el contrario este último año ha sido de muy intensa lucha de diario sobre una programación del más alto nivel que cubra todas las necesidades actuales.

La importancia esencial de proteger los intereses de los Inversores, nos obliga a mantenernos en el difícil equilibrio de comunicar la realidad de los trabajos realizados, a la par que consideramos las graves dificultades en que desempeñamos con tantas problemáticas que hemos de salvar con toda prudencia para el buen fin del objetivo que es pagar.

Últimamente he manifestado el porqué de las demoras y las dificultades sobrevenidas por intereses ajenos a nuestra voluntad y ritmo de los trabajos.

Afirmamos que es muy seria la responsabilidad y que en absoluto existe un compromiso a la ligera, siendo D. José María un docto y experimentado empresario que sabe bien el horizonte al que se encamina. Seguimos sin descanso, hasta conseguirlo.

La siembra está hecha, a falta de la lluvia que la fructifique... y siempre llega el agua.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Querido amigo ignacio,
Una vez más, tus palabras me tranquilizan. Espero, por el bien de todas nuestras familias que esto se solucione y muy pronto porque nuestra situación económica comienza a ser límite. Mucho ánimo para ti y pasa D. José María, y que dios nos ayude a todos a que este desastre tenga un feliz y pronto final.
Un abrazo enorme ignacio y de nuevo muchísimas gracias por tu incondicional apoyo, muchísimas gracias.

Un abrazo.

J.m