NUEVO CONTACTO PERSONAL

portavozdjmruiz_mateos@yahoo.es

martes, 21 de enero de 2014

ENERO 2014. Perfecta salud de D. José María e intensa actividad de trabajo


En las fotos con Julio y Leoncio, Inversores que han apoyado los serios trabajos realizados este último año para poder anunciar los pagos.En sus visitas a Alondra han podido compartir horas de conversación con el empresario.  Son testigos, como muchos otros,  del excelente estado de salud, en general, de D. José María.
 
 Ante el nuevo artículo de Juan Luis Galiacho he de reflexionar al respecto y llegar a la conclusión de que el susodicho es un correveidile-un olfateador de poca monta que ha de presentar su cuota de morbo para seguir rellenando su oronda barriga con salario mensual-,  que pretende estar informado con aquello que le dicen algunos interesados que no dan puntada sin hilo; los aprovechados,  tal cual corresponde a ese parasitismo acostumbrado, son los que van de inocentes y legales justicieros por la vida para solapar sus fechorías y disimular la inmundicia personal que verdaderamente los retrata más allá de la apariencia televisiva donde prodigan sus mentiras. Esos son los que ladran el dictado del sensacionalismo "galiachano".

Artículo mendaz de Galiacho:
http://extraconfidencial.com/articulos.asp?idarticulo=13999  

 CARTA ABIERTA AL IGNORANTE GALIACHO

Comprendo que hay mucha gentuza muy interesada en engañar sobre el estado de salud de D. José María, pero lo cierto es que él se encuentra muy bien y con actividad de diario después de una gran siembra de trabajo estos meses pasados para encontrar soluciones a los problemas que, lo repetiré siempre, él no generó.

Este último año ha sido de actividad intensa pero siempre hay un tiempo para la siembra y otro para esperar los resultados de una cosecha. Ese lapso de ritmo laboral periódico se ha mantenido durante muchos meses. Se ha hecho lo que se debía hacer.

D. José María se trasladó del despacho profesional al de una sala de estar al lado del dormitorio. Es lógico apagar una calefacción de una casa de 1.700 metros cuadrados. Con unos simples calefactores las habitaciones usadas están bien protegidas del frío invernal. De sentido común y nada extraordinario teniendo en cuenta la situación actual con embargos, sólo por Dhul, de 618 millones de euros en manos de una Justicia cuyo cometido parecer ser que es asfixiar a miles de personas con montones de papeles apilados, importando muy poco el componente humanitario de las circunstancias.Esa Justicia que en algunas situaciones pierde el culo para  dejar criminales en libertad y en otras es sorda, ciega y muda para ofrecer la mínima garantía procesal a una valiente e irreductible víctima de una execrable corrupción estatal que ahora padecen también todos los ciudadanos... esa  justicia tan rara y misérrima que D. José María ha denunciado durante 30 años desde la expropiación delictiva de Rumasa que sólo enriqueció a múltiples intereses particulares.

Este Juan Luis sólo es un cotilla que requiere información de terceros. De independiente en criterio poco, salvo para callarse la corrupción jurídica cuando la expropiación de Rumasa o la evidencia pútrida de la judicatura con los últimos acontecimientos derivados de la sentencia del Tribunal de Estrasburgo. Esas evidentes desvergüenzas no tocan la dignidad del ínclito Galiacho, no.

A Galiacho, el correveidile de las sucias conveniencias,  le nutren otros que han llegado a ser muy cercanos a D. José María. Son los traidores que se han desenmascarado después de enriquecerse al lado del genial gestor de empresas; responsable genial cuando él las dirigía, por supuesto. Esos traicioneros son tejedores de infamias, conspiradores que buscan pertrecharse, ahora también en situaciones problemáticas,  los bolsillos, diversificando la insana capacidad de la caradura con la que se dirigen por la vida. Aprovechados y parásitos que bien pueden denominarse malnacidos por lo muy desagradecidos que han resultado, después de estar lucrándose y chupando del bote arrimados al empresario y financiero.

Galiacho es un oportunista, al igual que esos profesionales que durante décadas se enriquecieron no sin cometer irregularidades usando la confianza para perpetrar estafas a espaldas del Sr. Ruiz-Mateos. Precisamente, uno de estos fue de visita reciente para cotillear lo que sucede en Alondra y, de inmediato, sacarse unas cuantas perras vomitando la supuesta información que se llevó consigo. Este mundo falaz de la manipulación funciona así.

Sirva mi primera carta abierta a Galiacho para despachar a esta rémora de pluma simplona... y no me refiero en absoluto a la orientación sexual del individuo, no. En cambio, para dar respuesta a este segundo artículo de aquél que escribió "Diós" con acento en la o, me remito a ilustrar uno de tantos días de trabajo o de gratas visitas que recibe D. José María, siempre con el tesón, la fuerza y la disciplina para trabajar sin descanso por las soluciones.

La salud de D. José María en absoluto está deteriorada como da a entender el cotilla de turno. Él sigue llevando todos los asuntos del mismo modo que estos meses pasados, reuniéndose con Inversores y tratando a diario con cada hora del día ocupada en gestionar todo lo emprendido durante este tiempo.

Es cierto que tuvo un derrame en el brazo pero no por carencia de tratamientos sino por una puntual circunstancia devenida de un momentáneo cambio de su acordeón por uno mucho más duro de funcionamiento y que propició una lesión después de que lo usara D. José María.






 En el vídeo y la foto se le ve con el acordeón de color negro cuando el suyo acostumbrado es de color rojo. Mucho más suave en el uso, el acordeón de siempre regresó a su lado y ahora se restablece de la lesión provocada después de estar todo un día tocando con el nuevo. En el vídeo del día después de haber practicado durante horas, D. José María ya acusaba un fuerte dolor que le impedía manejar bien el teclado. 

Personalmente ni me imagino la complejidad para manejar un instrumento así, pero la coordinación musical es toda una prueba de que D. José María se encuentra con excelente salud mental y la física que procura mantener con diario ejercicio.

Estas imágenes fueron tomadas cuando ya el empresario acusaba el dolor y las molestias causadas por el uso continuado.

Algunos escriben libros aprovechando dramas humanos que les importan un comino, venden información a cotillas, se meten en todos los fregados jurídicos ajenos a ver si desvían la atención de los trapos sucios propios y asoman de vez en cuando con apariencia amiga para desempeñar sus acostumbradas vilezas... a esos les invitaría a que tocaran un acordeón como hizo D. José María en esos pocos ratos de distensión que se ha permitido entre los continuados horarios de trabajo.

Lerdos. Lo cierto es un tiempo de trabajo constante a su lado y siendo  yo testigo de lo cretina que es tanta gente que no tiene ni idea de la realidad que desvirtúan unos por ignorancia, otros por maledicencia  y otros más por idiotas: porque de imbéciles es juzgar la situación personal de alguien cuando se le recibe el día que no hay nadie después de que la casa haya estado repleta de familia que ha pasado a ver a D. José María de manera permanente, siendo yo mismo testigo de ello.




6 comentarios:

Julio montealegre mejia dijo...

Soy Julio que junto a Leoncio siendo los dos inversores hemos acompañado este tiempo a Don José María e Ignacio, su portavoz, sabiendo de la rigurosidad del trabajo serio llevado a cabo con un proyecto de gran alcance.
Juan Luis Galiacho está mal informado porque somos testigos desde hace más de un año de la actividad de trabajo de Don José María junto a su portavoz, el único que ha trabajado duramente con él, y hemos compartido muchas horas de fluida conversación.
Hemos visitado en variadas ocasiones la residencia del Sr. Ruiz-Mateos con muchas horas compartidas de mucha conversación y recuerdos.Recientemente le visitamos y estaba convaleciente de un derrame en el brazo por la causa que dice Ignacio y que prueba el vídeo del acordeón.
Hay mucha gente que le conviene dar una imagen que no es de D. José María.Todo mentiras que nosotros sabemos por ser amigos de Ignacio y acompañarle en su dura y meritoria labor.
Ánimo Ignacio, estamos con vosotros y Dios premiará tanto sacrificio.

JOSE A. dijo...

Así es y será.- Ya habeis dejado al Sr. Galiacho donde le corresponde. Es cierto que Ignacio cayó como un ANGEL del cielo para estar al lado de D. José Mª y ser testigo colaborador de todo este proceso. Ha podido conocer todos los entresijos y valorar a cada aprovechado y gentucilla, según se merecen. Como decís DIOS los premiará.- Saludos.

Ignacio Fernández Candela dijo...

Muchas gracias, Julio, estoy seguro de que en esta lucha de la que habéis sido testigos, Dios os puso en mi camino.

Me habéis acompañado durante más de un año en los momentos más duros, en la escalada de altas montañas de sacrificio continuo; habéis estado dispuestos a ayudarme en las gestiones que me superaban al estar solo junto a D. José María y habéis seguido cada paso de este inmenso trabajo de siembra frente a toda adversidad.

Os agradezco vuestro ánimo y las fuerzas que añadísteis durante mis profundos cansancios. Deseo de corazón que como Inversores recibáis el premio de la lealtad amiga que siempre mostrásteis a D. José María y éste, su, vuestro humilde servidor.

Gracias por todo, Julio y Leoncio, sois amigos de verdad que se encuentran en los momentos difíciles. Genuinos.

Un abrazo

Ignacio Fernández Candela dijo...

Amigo, José Antonio, Dios sabe cuánto agradezco haberos conocido cuando fuisteis a Alondra y confiásteis en mi actitud de entrega para luchar en esta empresa tan radicalmente difícil por un gran hombre como es D. José María.

El aliento que nos has dado con fe inquebrantable, ha ayudado a superar muchos obstáculos que bien has conocido durante este tiempo.

Queda el momento de la Verdad y creo que ya hemos hecho lo humanamente posible tras amargos esfuerzos con muy poca comprensión y mucho egoismo de tantos que han zancadilleado perpetuamente nuestra labor sin descanso.

Dios quiera que el sacrificio se troque en una victoria que D. José María merece junto a todos los Inversores.

Un abrazo, amigo José Antonio, y gracias por tu Fe que tanto aliento me ha otorgado para no desfallecer.

Anónimo dijo...

Galiacho es un verdadero payaso que no tiene ni puta idea.
Es una alegría inmensa ver a D.José MArría en el ámbito privado y comprobar que está bien y acompañado de personas dignas como Ignacio.

Anónimo dijo...

Que bien toca D.José María el acordeón, este hombre lo tiene todo.