NUEVO CONTACTO PERSONAL

portavozdjmruiz_mateos@yahoo.es

martes, 5 de marzo de 2013

Hacer surf en una tempestad: PETICIÓN DE ASILO Y REFUGIO PARA D. JOSÉ MARÍA RUIZ-MATEOS


La singularidad de D. José María es absolutamente sorprendente, caracterizada por una consistencia personal que da la sensación de estar viviendo vicisitudes épicas ante un personaje histórico. Si añadimos su fino sentido del humor para paliar los momentos más dramáticos, el escenario vital se me antoja hasta surrealista. Realmente es una persona única.

Las adversidades actuales podrían revertirse en circunstancias favorables y dignas de una dimensión que bien podría denominarse hito histórico. La dignidad y el honor de este gran hombre, desconocido en la esencia de sus noblezas e incomprendido por la maraña compleja de incidencias acaecidas en su sacrificada existencia, depende de la puntual responsabilidad, vital para miles de personas, de responder por los Inversores y Trabajadores.


Cuanto más difícil es el reto del pago, más exasperante es la incertidumbre que da pie a la ofensa generalizada con la consciencia social, equívoca, de que el Sr. Ruiz-Mateos es un delincuente. Si matizáramos lo sucedido estos treinta años y conserváramos la objetividad más allá del amaño que supone robar a punta de metralleta cuentas empresariales y balances, constataríamos que el Estado español fue el que, en tiempos del nefasto pero sectariamente idolatrado felipismo, ejerció actividad delictiva asegurándose la impunidad que ofrecía el poder, para solaparla  con la indolencia de la Justicia.


HOLDING SAQUEADO DELICTIVAMENTE, CUYOS LADRONES SE ENRIQUECIERON PAGANDO LA IMPUNIDAD CON LA ESPECULACIÓN DEL EXPOLIO
Siempre defenderé a ultranza a tan desconocido como excepcional hombre, con el que trabajo intensamente para revertir la situación y anunciar, ya de manera pronta, el inicio del pago a los tenedores de los Pagarés. Que no se hagan públicas las gestiones de alto nivel que se están desempeñando durante estos meses de infatigable trabajo, no significa que la promesa de D. José María no tenga la solidez que se desprende de su  compromiso solemne y público.


Soy testigo directo y privilegiado participante de todas estas gestiones y negociaciones que podrían desembocar, en más que breve plazo ya, en el sorpresivo anuncio del fin de esta pesadilla colectiva de la que hemos sido muy conscientes durante todo este tiempo.


Recibir a los Inversores personalmente junto a D. José María, ha aportado más motivación a la lucha emprendida hace casi un año para espolearnos hacia tan aparentemente imposible objetivo.


Estos meses me han permitido conocer al verdadero José María Ruiz-Mateos y estoy convencido de que con él se cumplirán las sabias y prácticas palabras de Napoleón Hill: “Toda adversidad conlleva la semilla de un mayor beneficio”. No imagino mayor apoteosis, marcando un hito histórico, que anunciar la puesta en marcha del cobro de los Pagarés a cuantos confiaron en la capacidad de sacrificio y excelencia empresarial y financiera del Sr. Ruiz-Mateos.


Que yo conozca, creo que en España solo hay una persona capaz de hacer surf en medio de una galerna. Treinta años suyos de lucha contra la malignidad ya me auguraban una original actividad como portavoz, consejero y amigo. Me resulta asombrosa la capacidad de adaptación de un personaje sobresaliente cuya imaginación práctica es capaz de milagros allá donde nadie puede esperarlos. Es por eso que el mérito de reconocerlo ahora-cuando aparentemente pinta tan negro horizonte-, sería digno de una fe solo al alcance de los audaces, los del alma, los que no se dejan engañar por la apariencia y dan un paso más hacia delante, allá donde los demás retroceden dubitativos y acobardados.


Así pues, D. José María Ruiz-Mateos y Jiménez de Tejada lanza un reto de fe ciega y solicita asilo político frente a la indefensión de un país que le saqueó su patrimonio sin que ninguna Justicia se haya dignado a investigar lo sucedido con el delictivo expolio, después de que el empresario fuera exculpado de toda imputación en 1997.


Traspasaría las puertas de cualquier Embajada que tenga a bien acogerle después de tres décadas infructuosas de reivindicación de elemental Justicia.


Pide expresamente a quien confíe en él, pese a las contrarias apariencias, que le acoja en su casa y confíe en su palabra y honor, aunque sea tan denostado y vilipendiado después de haber trabajado toda su vida creando decenas de miles empleos y una actividad financiera y empresarial sin parangón en España.


El que fuera el cuarto hombre más rico en Europa y primero durante muchos años en España, solicita refugio de quien no haya renunciado a creer en su espíritu luchador y quiera además ofrecerle una actividad laboral. Justo es que pida trabajo quien fue generador de casi cien mil puestos de trabajo fijos y trescientos mil indirectos. De Justicia es que alguien crea en sus capacidades como trabajador ahora que nadie da un euro por él.


En todo caso el Sr. Ruiz-Mateos apela a la conciencia, a la fe de los españoles y a cuantas personas sigan pensando que es hombre íntegro y taxativamente honesto cuyas espadas en alto plantaron batalla a la hipocresía, al cinismo, al engaño multitudinario del que fue víctima, incluso cuando ya pensaba que después de toda una vida de esfuerzos, le tocaba el retiro apaciguado de un guerrero y su descanso. El destino le obliga a seguir luchando y solicita refugio a quien quiera ofrecérselo. Es justo para el único hombre que conozco, capaz de hacer surf  sobre las crestas tempestuosas de un océano que amenaza con engullirlo… pero D. José María es mucho Ruiz-Mateos. Todo se verá.


P.D. Mandar solicitudes de asilo y cobijo a : portavozdjmruiz_mateos@yahoo.es. Muchas gracias.

No hay comentarios: