NUEVO CONTACTO PERSONAL

portavozdjmruiz_mateos@yahoo.es

sábado, 5 de enero de 2013

¿Por qué D. José María cedió Nueva Rumasa a de Cabo, el llamado "liquidador?




Con el fin de ahorrar especulaciones a tertulianos y periodistas que intentan descubrir la realidad de lo sucedido con Nueva Rumasa y dado que muchos Inversores me han preguntado sobre ello, estas líneas van a explicar las verdaderas razones por las que el Sr. Ruiz-Mateos vendió, por el precio simbólico de un euro cada sociedad, el Grupo empresarial de Nueva Rumasa.

Observando la línea de divagaciones poco profesionales que algunos ignorantes realizan sin pudor ante las cámaras, incluso diciendo que las disensiones surgidas durante este tiempo son fruto de una estudiada estrategia para generar confusiones ante la opinión pública, se hace necesario clarificar la realidad de los acontecimientos.

No es fácil entender las consecuencias de la cesión sin antes abordar los antecedentes que dieron paso a la aparición de Ángel de Cabo para complicar aún más una situación que desde el principio se hizo insostenible. Al día de hoy cabe preguntarse: ¿Cuál era esa situación real de Nueva Rumasa cuando se le dijo a D. José María que entraba en concurso de acreedores?

Anteayer lo comentaba con el Sr. Ruiz-Mateos y de aquellas conversaciones surgió una teoría que está basada en la practicidad circunstancial de cuanto hemos ido descubriendo durante estos meses de auténticas pesquisas deductivas, con el objetivo de conocer la verdad que el mismo D. José María desconoce.

Entonces le expuse un simil para intentar explicar la  disposición que tuvo de Cabo en principio y cómo fue variando la intención primera de los acuerdos para desembocar en amenazas del valenciano cuando D. José María desconfió de él. Le argumenté lo siguiente:

"Viendo la evolución de los acontecimientos muchos dudan que la situación de Nueva Rumasa fuera tan ruinosa. Usted fabricó un extraordinario coche con materiales de primera calidad y lo condujo exitosamente por la carretera comercial. Luego el volante fue compartido y se delegaron responsabilidades de dirección entre personas de su total confianza
    Tiempo después ese coche fue vaciado de gasolina, sin que Usted lo supiera, y viendo que había problemas de tracción lo llevaron a un taller donde se le comunicó una grave avería que aconsejaba desmontar el vehículo, despiezarlo y de  la venta por piezas sacar el mayor rédito posible para no perderlo todo. Usted no podía creer que un coche tan flamante y sin problemas pudiera pasar, de la noche a la mañana, a ser chatarra que había que malvender para salvar a cuantos apostaron por su recorrido e invirtieron en su mantenimiento y conservación-los Inversores y Trabajadores-. En aquel taller Usted exigió al mecánico del despiece que la venta de las partes del coche sirviera para pagar a los que invirtieron y mantuvieron el vehículo. Ésa fue su exigencia.

Cuando Usted observó que el mecánico de Cabo no iba a cumplir con lo establecido, desconfió y así se lo hizo saber, descubriendo posteriormente que el taller Back in Bussiness era clandestino y que las intenciones no eran profesionales ni limpias para lo que se había concertado en principio. De Cabo se quitó la máscara y le amenazó, descubriendo tiempo después que se le aconsejó mal para intentar solucionar unos problemas que le hacen pensar que incluso el coche no tenía ninguna avería grave como para despiezarlo.

Todo parece indicar que alguien vació de gasolina el depósito y quizá desconectó algunos cables que en ningún caso hubieran supuesto motivo para deshacerse del coche para venderlo como chatarra. De Cabo no parecía disponer de piezas sueltas sino que  preservó el motor, alma vital, una vez relleno de combustible y conectados los cables.

La clave está en saber quién fue el que vació el depósito y desenchufó la corriente, para cambiar la carrocería secundaria y sacar partido de la motorización".

D. José María me escuchaba muy atentamente y en ese profundo mirar de su inteligencia única vi el brillo de su comprensión. Él es un gran observador y no se escapa nada de un escrutinio profundo muy conocedor de quiénes son y qué representan cuantos han pasado por su vida, plena de obstáculos que han sido oportunidades para su inmensa capacidad de superación.

"No es admisible una quiebra como la que se hizo creer en su momento cuando todas las empresas están funcionando a pleno rendimiento a través de administradores concursales. Si tan mal estaba Nueva Rumasa, al día de hoy habrían dejado de funcionar las sociedades. ¿Acaso mejor gestor no tuvo en Usted durante 20 años que ahora llegan otros para conseguir los propósitos que  consiguió durante toda una vida de eficaz trabajo? No es explicable una quiebra técnica que sin embargo se palia en poco tiempo con las empresas funcionando. Quizá Nueva Rumasa no estaba tan hundida como Usted pudo pensar en su momento, debido a influencias informativas que no provenían de su propio conocimiento".

"Si se realizó una investigación previa para saber la situación de Nueva Rumasa antes de cederla a Ángel de Cabo, es porque había activos y recursos que permitían una transación comercial de ese calado dimensional para interesar su compra. Del Grupo Trapa existe un análisis de valor en el 2011 con una estimación de 45 a 50 millones de euros, con maquinaria puntera y una marca de solera históricamente comercial que actualmente está siendo liquidada por 7.5 millones de euros. La división hotelera, HOTASA, tenía los hoteles al 90 por ciento de ocupación y también está en proceso de liquidación. Da la impresión de que Nueva Rumasa estaba mucho más compuesta que la apariencia de la ruina que en poco tiempo Usted tuvo que creer."

Efectivamente, a tenor de lo que se va conociendo, la impresión es que Nueva Rumasa no estaba tan acabada como en principio pudo creer el genial empresario, máxime cuando  no entendía que le hablaran de procesos concursales cuando él creía que los activos  estaban valorados en miles de millones euros. Del mismo modo antes se había sorprendido de la postura inflexible del Banco de Santander cuando los riesgos asumidos con el banco eran ínfimos comparados con los recursos, por tres veces más, en activos de que disponía el Grupo.

La cuestion primordial es saber qué sucedió a espaldas del empresario para tener que enfrentarse a una decisión tan perentoria como era ceder sus empresas a un desconocido que hizo una due diligence previa sobre la situación de las sociedades, para luego hacerse cargo del pasivo de 1.500 millones de euros. Una asunción de responsabilidad empresarial que jamás estuvo en la intención del valenciano, como así de inmediato se coligió desentendiéndose del pasivo y de responder por los acreedores de pagarés.

Para convencer al muy sorprendido por la situación, se invitó a Díaz Ferrán a que explicara las excelencias de Ángel de Cabo para cumplir con los requisitos propios del proceso concursal y salvar la situación con la disposición esencial de pagar a cuantos invirtieron en los Pagarés. Cuatro fórmulas de negocio planteaba de Cabo para estar en "primera línea de combate". D. José María desconfiaba de la situación, de quienes le explicaban ese plano de situación inusitado que le intentaban convencer de la quiebra irrevocable de Nueva Rumasa y de la conveniencia de entablar relaciones y acordar tratos con personas que no le inspiraban un ápice de seguridad comercial.

Si José María Ruiz-Mateos finalmente acordó la cesión de Nueva Rumasa a de Cabo, fue por la única preocupación del empresario por cumplir con los Inversores y responder por los trabajadores. Una única competencia que es la que le mantiene activo día a día con el objetivo de reparar el daño que se causó con la emisión de Pagarés y que, vuelvo a recordar, conlleva la exculpación de D. José María por parte de la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF).

El hecho de que Díaz Ferrán, el mal aconsejador, y de Cabo, junto a Iván Losada, estén en prisión, explica la magnífica intuición de D. José María quien en Septiembre del año pasado, exigió la devolución del coche que le hicieron creer que estaba averiado con el compromiso de gestionar, al volante de toda responsabilidad, la devolución de los importes de los Pagarés y las garantías para los Trabajadores que así lo esperaban de quien siempre respondió por ellos.

Otras situaciones con la Hacienda Pública son cuestiones aparte pues se da la única y vergonzante paradoja que hay en España,  de que un Estado  con responsabilidades delictivas, robó injustificadamente a punta de metralleta a un hombre inocente que fue exonerado de toda culpa e imputación en 1996. Un Estado que parece sueco siendo español es una de las vergüenzas históricas que han de dirimirse con la actuación judicial que solo puede esperarse de honorables Jueces; con criterio de dignidad del que careció el Tribunal Constitucional que permitió el expolio brutal de un hombre honrado que defiende sus derechos legítimos más allá de la dimensión legal-muy a su pesar, pues hubiera preferido Justicia de verdad- en la que nos movemos el resto de los ciudadanos.

"Me cuesta moralmente pagar impuestos a un Estado que me robó miserablemente un patrimonio, una vida de trabajo, sin justificación-que no sea delictiva- alguna. Primero que me den los que es mío y luego echamos las cuentas que quieran." Ése es el legítimo parecer de un héroe que reivindica Justicia, más allá de la hipocresía de muchos que le han sometido al acoso y derribo constante.

Solo la retasación de 51.000 millones de las antiguas pesetas de la Finca de la Almoraima da para erradicar el brutal drama de los Inversores. Se cuentan hasta 3 billones en retasaciones e indemnizaciones también en  Justiprecio. Lo que está claro es que lo que le ha ocasionado calvarios ajenos de su responsabilidad, es el inmenso corazón que le hizo depositar sus confianzas para luego ser vilmente traicionado, como hizo Valls Taberner y otros que le han forjado un fuerte espíritu en lo que parece ser la fragua de un destino a la altura de un luchador sin parangón.

En tanto, seguimos trabajando, en realidad luchando, para que se conozca La verdad oculta de Nueva Rumasa y, por ende, conseguir cumplir con los Inversores. Que Dios nos ayude.

No hay comentarios: