NUEVO CONTACTO PERSONAL

portavozdjmruiz_mateos@yahoo.es

viernes, 21 de septiembre de 2012

Generar soluciones prácticas a la problemática de los Pagarés



Cuando D. José María Ruiz-Mateos ha declarado jurar solemnemente pagar toda deuda contraída con quienes depositaron la confianza en su excelencia empresarial, no existe otra inspiración en sus palabras que la convicción por sus capacidades para generar soluciones de igual modo que generó riqueza y empleo durante 40 años de trayectoria profesional sin tacha. Su seriedad como empresario y financiero inigualable se avala con dos décadas de antecedentes irreprochables, antes de la canallesca expropiación de Rumasa y otros veinte años antes de la quiebra técnica de Nueva Rumasa.

Sé que el empresario no obró voluntad para provocar problemas a nadie y me consta que su empeño personal, de perseverante periodicidad, es solventar el drama de los Inversores y responder por todos los damnificados en esta crisis ajena de sus virtudes personales y profesionales.

El día 4 de Septiembre pasado, Begoña Ruiz-Mateos y Antonio Biondini se personaron en la C/Serrano, 41, oficinas sitas en Madrid y pertenecientes a Ángel de Cabo, para pedir la devolución de las empresas de Nueva Rumasa con el fin de que regresen a las directrices de D. José María Ruiz-Mateos para iniciar la resolución de la problemática de los pagarés respondiendo por todos los Inversores.

Si bien en principio se contaba con mi presencia en la reunión,al final mi papel fue hacer declaraciones taxativas a los medios. Sorpresivamente me llamaron unos periodistas que decían saber que la reunión se estaba celebrando y sugerían que saliera de las oficinas a hacer unas declaraciones. La cuestión es que yo no me encontraba en la C/ Serrano y me obligaron a salir hacia allí, con la amenaza de subir a la séptima planta de las oficinas de de Cabo. De nada sirvió negar que hubiera reunión alguna para proteger los intereses de miles de afectados por los que se está trabajando. No importaba si peligraba un posible acuerdo. Me forzaron a personarme  para hacer unas breves declaraciones. 


Una vez llegado, clarifiqué que esa reunión era la consecuencia de un comunicado de prensa que enviamos previamente con la declaración de intenciones que conlleva la practicidad del trabajo encauzado para resolver la crisis de los pagarés.

En aquel comunicado se declaraba que D. José María jamás fue partidario de la cesión de las empresas al empresario Ángel de Cabo, quien compró simbólicamente cada sociedad al precio de 1 euro. En la petición de la devolución, mediante esa nota de prensa,  se implicaba el flagrante incumplimiento de responder por los Inversores, condición sine qua non para aquella compra obligada por circunstancias de las que no era responsable el Sr. Ruiz-Mateos.

Se da un gran paso en la resolución de los grandes problemas derivados por la inversión de los pagarés, cuando se anuncia que en diez días se analizaría la viabilidad de la operación sobre la que el equipo legal del Sr. de Cabo se pronunció favorablemente en nombre de Iván Losada, Consejero Delegado.

Una vez celebrada la segunda reunión que data del 13 de Septiembre de 2012, anuncio, una vez más como portavoz, las seis fórmulas que el Sr. Ruiz-Mateos posee para solventar la problemática de la crisis del Holding Rumasa, además de otras medidas conducentes a erradicar el sufrimiento de los Inversores, los verdaderos inspiradores del trabajo de diario de D. José María y por el que estamos implicados en busca de pragmáticas respuestas que el empresario demostró, durante toda una vida, poder aportar más allá de la complejidad de las situaciones.

Ante las resoluciones que puedan derivar de estos trámites, se enviaron varios comunicados de prensa pidiendo direcciones de correos electrónicos a los Inversores, con el propósito de informar directamente de lo que vaya aconteciendo a partir de ahora con dirección hacia las soluciones. 


Hoy mismo hemos comunicado la convocatoria con representantes de Inversores para tratar, en reuniones directas, con cuantos grupos aglutinen al conjunto de todos los tenedores de Pagarés.

Si bien antes se trabajaba en la búsqueda de fórmulas con el objetivo de atajar la crisis, consideramos que ha llegado la etapa insoslayable de participar de manera directa cuantas resoluciones se están tratando, además de que D. José María escuche planes proyectos e ideas, de los propios Inversores, que se sumen a los que aporta él.

El empresario muestra sus manos sin esconder nada, consciente de que solo importan los afectados como los Inversores y Trabajadores que están perjudicados por la quiebra de Nueva Rumasa.

Sin trampa, ni cartón, dispuesto a darlo todo sin quedarse nada, incluido el patrimonio que está embargado actualmente en un proceso ralentizador cuando también sería factible estudiar modos de que se integrara lo embargado en el haber de miles de personas que esperan que se responda por ellos. No paramos de trabajar sin escatimar ninguna posibilidad. Buscamos la solución definitivamente práctica, como así desea firmemente D. José María Ruiz-Mateos.

Seguimos esforzándonos con ese norte.
Ignacio Fernández Candela

No hay comentarios: